El fin del fast-fashion está en manos de la generación Z

El fin del fast-fashion está en manos de la generación Z

La generación Z (nacidos entre 1997-2010) está cambiando sus hábitos de consumo conforme pasan los años y al mismo tiempo, está reescribiendo las reglas de la industria de la moda. En parte, las redes sociales han contribuido al cambio de ideología de los jóvenes frente a la moda rápida, como resultado, esta generación ahora lidera la tendencia de la sostenibilidad.

El COVID-19 y la moda ‘second hand’

El creciente interés social y preocupación por el cambio climático repercuten en los hábitos de consumo, los cuales cobraron fuerza tras la pandemia, esto repercute directamente en la estrategia de los gigantes del sector moda, tanto en la producción y diseño de sus productos. Cuando el confinamiento fue parte de nuestro día a día, la frágil economía obligó a la mayoría de consumidores a ahorrar más y a adoptar nuevos hábitos, en la misma línea, el ritmo de consumo disminuyó drásticamente en los mercados y fue en ese momento que la economía circular ganó relevancia. Los jóvenes mostraron un especial apego a este modelo y tendencias como el reciclaje y la reventa de prendas de segunda mano aumentaron exponencialmente.

El diario ‘The Guardian‘ publicó una investigación realizada por la RSA (The Royal Society of Arts, Manufactures and Commerce) donde se demostró que la pandemia sirvió de motor para impulsar los valores de la generación Z entre los cuales predominan la sostenibilidad, los bienes que no son producidos en masa y la singularidad. El estudio de la RSA descubrió que durante la crisis sanitaria, el 28% de las personas del Reino Unido estuvieron reciclando o reutilizando más ropa de lo normal y el 35% de las mujeres expresaron su intención de comprar menos ropa en el futuro, asimismo, la RSA hace un llamado al gobierno británico para que invierta en moda sostenible y que los fabricantes sean más responsables.

A continuación, les dejamos un video informativo del diario ‘The Guardian’ donde conoceremos más sobre esta tendencia y porqué los jóvenes deciden invertir su dinero en ropa usada en lugar de comprar ropa nueva.

Vestir con responsabilidad

El fast fashion o moda rápida es conveniente debido a que es barata y accesible, sin embargo, solemos confundirnos entre el “quiero” y “necesito”. ¿Realmente necesitamos renovar nuestros armarios cada año o temporada? Si nosotros seguimos comprando ropa nueva para cada ocasión, la industria seguirá produciendo ropa a gran escala y este ciclo nunca se detendrá

Dos datos alarmantes de la ONU señalan que, en primer lugar, la industria de la moda produce más emisiones de carbono que todos los vuelos y envíos marítimos internacionales juntos y es responsable de 8% a 10% de las emisiones globales de carbono. En segundo lugar, este sector es el segundo consumidor de agua a nivel mundial, genera alrededor de 20% de las aguas residuales y libera medio millón de toneladas de microfibras sintéticas al océano cada año.

Tanto así que para reducir el mayor número de costos posible, la fabricación de grandes volúmenes de prendas por lo general se realiza en países que tienen condiciones laborales precarias específicamente en países del sur de Asia como Bangladesh, India y China, los trabajadores de esta industria son víctimas de extensas jornadas de trabajos con bajísimas remuneraciones, así como de malas condiciones de sanidad y explotación laboral. por lo que los costos sociales y ambientales involucrados en la producción textil en masa son generalizados. 

Entonces, ¿qué podemos hacer para frenar el fast-fashion?

¿Qué puede hacer una persona, desde su propio hogar, para contribuir al movimiento de la moda sostenible? MUCHO. Aquí te dejamos algunas ideas para contribuir a que crezca la moda sustentable.

  • Reflexiona si necesitas aquella prenda antes de comprar
  • Apoya a emprendimientos y comercios locales
  • Apuesta por el algodón orgánico
  • Compra en tiendas de segunda mano
  • Dona tu ropa
  • Con un poco de imaginación, puedes reparar o incluso rediseñar una prenda rota

Descubre más sobre temas de sostenibilidad en la industria de la moda aquí. ¡Quiero conocer más!


Bibliografía

Elan, P. (2020, 23 septiembre). Shopping habits of generation Z could spell end of fast fashion. The Guardian. https://www.theguardian.com/fashion/2020/may/25/shopping-habits-of-generation-z-could-spell-end-of-fast-fashion

Forero, Y. (2021, 27 julio). Fast Fashion: un fenómeno alimentador de las sociedades consumistas. Universidad Externado de Colombia. https://derechos-humanos-y-empresas.uexternado.edu.co/2021/07/27/fast-fashion-un-fenomeno-alimentador-de-las-sociedades-consumistas/

Greenpeace México. (2021, 29 enero). Fast fashion: de tu armario al vertedero. https://www.greenpeace.org/mexico/blog/9514/fast-fashion/

Hernández, C. (2021, 23 abril). Fast Fashion y la esclavitud: una relación estrecha. RedIntercol. https://redintercol.net/index.php/blog-y-publicaciones/blog/item/855-fast-fashion-y-la-esclavitud-una-relaci%C3%B3n-estrecha.html

Thomson, R. (2020, 25 junio). Comment: How are Gen Z shopping for fashion? Drapers. https://www.drapersonline.com/insight/comment/comment-how-are-gen-z-shopping-for-fashion

United Nations. (2021). Datos y cifras | Naciones Unidas. https://www.un.org/es/actnow/facts-and-figures

Leave a Reply